Tel. 91 357 27 40
C/ Ana Teresa 30, edificio E / 28023 Aravaca, Madrid


Salud y prevención bucodental

< Volver a tratamientos Salud y prevención bucodental

Para tener una sonrisa bonita y armónica es importante mantener una óptima salud de encías y dientes.

Por ello, creemos fundamental instruir al paciente en las técnicas de higiene y cuidado de su boca, así como enseñar todas las directrices necesarias en cuanto PREVENCIÓN y SALUD para evitar problemas  dentales en el futuro.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cada cuánto tengo que realizar mi revisión bucodental?

Recomendamos hacer una revisión al menos cada 6 meses. De esta forma, podremos tener un mejor control de su salud bucal haciendo un diagnóstico precoz de los posibles problemas que puedan surgir.

Hay pacientes que, debido a su situación periodontal y características individuales, deberemos hacer esta revisiones cada 4 meses.

¿Cuántas veces tengo que cepillarme los dientes?

La frecuencia de cepillado es, por supuesto, fundamental. Lo ideal es cepillarse después de cada comida (unas tres veces al día). Hacemos mucho hincapié en la importancia del cepillado después de cenar o antes de acostarse, porque durante la noche se produce una reducción de la secreción de saliva y es el momento mas peligroso para la aparición de caries.

¿Cómo sé si me he cepillado bien los dientes?

No solo es importante la cantidad, sino también la calidad de cepillado dental. En Instituto Profesor Sada le explicaremos cual es la técnica más efectiva para lograr un correcto cepillado dental. La duración de cada cepillado dental debe rondar los 2-3 minutos procurando llegar a todas las caras del dientes (interna, externa y masticatoria).

Si no esta seguro respecto a la eficacia de su cepillado, puede utilizar unas pastillas reveladoras de placa, que tiñen de rojo o azul la zona donde aun persiste placa dental.

¿Cómo puedo limpiarme las zonas interdentales?

Las zonas interdentales son áreas de difícil acceso al cepillo por lo que debe complementar este cepillado con instrumentos específicos como:
• Seda dental
• Cepillos interproximales
• Irrigadores bucales

¿Hay que limpiarse la lengua?

Es muy importante no olvidarse del cepillado del dorso de la lengua donde habitualmente se depositan restos de alimentos dando lugar a lenguas con aspecto blanquecino, halitosis etc… Para ello, es interesante utilizar limpiadores linguales creados específicamente para esto.

¿Es bueno utilizar cepillo eléctrico?

Los cepillos eléctricos, son igual o más efectivos que los manuales ya que facilitan la realización del cepillado dental.

Los recomendamos sobre todo para personas que no pueden cepillarse solas (ancianos y discapacitados) y también para aquellos pacientes que, a pesar de haberles enseñado la técnica correcta de cepillado, no consiguen hacerlo bien por falta de destreza.

¿Hay muchos tipos de cepillo dental?

Elegir el cepillo adecuado es fundamental. Sus características deben ajustarse las circunstancias de su dueño: edad, destreza manual, si lleva implantes o aparato de ortodoncia, etc… Siempre hay un cepillo para cada necesidad.

El cepillo de dientes debe ajustarse a la edad. El cepillo de los niños debe tener un mango más grueso para facilitar su manejo. El cabezal, también será mas pequeño, adecuado al tamaño de la boca y de los dientes de los más pequeños.

La destreza manual es importante: no es lo mismo la habilidad de un joven o adulto, que la que pueda tener una persona discapacitada o una persona mayor que tenga dificultad por alguna dolencia.

Si usted lleva prótesis, implantes o aparatos de ortodoncia también podrá encontrar cepillos específicos para su caso.

¿Cada cuánto debo cambiar mi cepillo de dientes?

La media de duración del cepillo de dientes son tres o cuatro meses. Tras este tiempo, debe ser sustituido por uno nuevo para mantener una óptima higiene bucal.

Recomendamos su uso hasta que las cerdas del cepillo “se abran”. Pero hay que tener cuidado, porque si se abren mucho antes, puede ser que el cepillo no sea de buena calidad o que la forma de cepillado sea excesivamente fuerte, con el consiguiente daño para nuestros dientes.

Hay cepillos eléctricos que llevan cerdas de color y cuando estas pierden su coloración nos están advirtiendo que necesitan el cambio de cabezal.

¿Es útil el uso de enjuagues bucales?

En el mercado existen gran variedad de colutorios bucales. Es importante que le aconsejemos cual es el mejor para usted, ya que no todos sirven para lo mismo. Encontramos colutorios específicos para inflamación de encías, sensibilidad dental, colutorios fluorados para prevenir las caries etc…

Le recomendamos que, antes de utilizar cualquier enjuague bucal, mire su composición y evite aquellos que contienen alcohol ya que, utilizado de forma continua, puede generar irritación de sus mucosas y encías.

¿Es útil el flúor como mecanismo de prevención?

El flúor es uno de los pilares básicos en la prevención de la caries.

El flúor puede formar cristales de fluorapatita que fortalece el esmalte haciéndolo más resistente la agresión de los ácidos de la placa bacteriana.

Produce además la remineralización del esmalte ya desmineralizado, aumentando la resistencia de éste.

También reduce el metabolismo bacteriano de hidratos de carbono en la placa e inhibe la formación de placa bacteriana sobre la superficie del diente.

El flúor lo podemos encontrar en diferentes formas de presentación: en colutorios diarios o semanales (no apto para niños pequeños ya que no saben controlar el reflejo de deglución), gel de flúor (este producto debe ser aplicado en la consulta dental mediante unas cubetas blandas y es muy recomendable para niños y adultos con gran índice de caries), pasta de dientes fluoradas, seda dental fluoradas, etc…

También puede administrarse en forma de comprimidos o gotas durante la etapa de formación de los dientes (hasta los 12 años), siempre bajo consejo del odontopediatra y del pediatra.

¿Cada cuánto tengo que hacerme una limpieza bucal?

La frecuencia de una limpieza bucal o tartrectomía va a depender de las características individuales de cada paciente.

En general, recomendamos realizarla al menos 1 o 2 veces al año.
Existen situaciones particulares, como es el caso de pacientes periodontales, pacientes fumadores o pacientes que retienen placa bacteriana de forma muy rápida, que estas limpiezas deben realizarse cada 4 meses, es decir, 3 veces al año.

Nuestro periodoncista le indicará cual es la frecuencia de limpiezas que debe seguir.