Tel. 91 357 27 40
C/ Ana Teresa 30, edificio E / 28023 Aravaca, Madrid


Periodoncia

< Volver a tratamientos Periodoncia
En esta unidad realizamos el tratamiento de las enfermedades de las encías:

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Por qué aparece la enfermedad periodontal?

La causa principal de la enfermedad periodontal son bacterias que habitan en la boca y que se depositan sobre los dientes y encías. Estas bacterias son capaces de crecer y multiplicarse produciendo diversos daños en los tejidos que rodean los dientes.

Existen factores como el tabaco, la mala higiene bucal, el trauma dental, la ausencia de dientes y ciertas enfermedades generales como la diabetes, estrés, que hacen que esta enfermedad se desarrolle de forma más rápida y agresiva.

¿Qué signos y síntomas pueden hacerme pensar que tengo enfermedad periodontal?

El síntoma más frecuente de la enfermedad periodontal es el enrojecimiento de encías así como el sangrado espontáneo o con el cepillado, pero también podemos detectar otros como:
Mal olor o mal sabor de boca (halitosis).
Sensibilidad dentaria al frío y al calor.
Aparición de espacios entre los dientes (diastemas) o abanicamiento de los mismos.
Aspecto de dientes alargados.
Dolor, flemones y abscesos faciales.
Movilidad dental.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad periodontal?

Generalmente es el mismo paciente quien se da cuenta de que algo no va bien en su boca ya que comienzan a aparecer los diferentes signos y síntomas típicos como la inflamación y enrojecimiento de las encías, movilidad dentaria, halitosis, mal sabor de boca, hipersensibilidad dental, cambio en la posición dentaria etc…

Nuestro periodoncista será el encargado de realizar un estudio completo de su estado bucal mediante radiografías, estudios microbiológicos, sondaje periodontal mediante sonda florida etc… De este modo, establecerá un diagnóstico determinando la gravedad de la enfermedad así como la esperanza de vida de sus dientes uno por uno.

¿Es contagiosa la enfermedad periodontal? ¿Y hereditaria?

La Enfermedad Periodontal no es contagiosa sino transmisible. Según los últimos estudios llevados a cabo en parejas de más de 20 años de convivencia, la flora bacteriana de ambos cónyuges es similar debido a la transmisión de bacterias de uno a otro.

Para desarrollar la enfermedad es necesario que exista una predisposición genética a padecerla. No obstante, si su pareja tiene enfermedad periodontal es aconsejable realizar una consulta con el periodoncista.

Se recomienda hacer un estudio periodontal a todos los parientes biológicos de pacientes periodontales.

¿Qué tratamientos existen para la enfermedad periodontal? ¿Se puede curar?

El tratamiento consigue detener la enfermedad periodontal de forma indefinida con el consiguiente mantenimiento de los dientes.

En la práctica, esto se puede entender como curación pero con matices, ya que no podemos olvidarnos de realizar las visitas periódicas de mantenimiento, según el protocolo establecido por nuestro periodoncista. En caso contrario la enfermedad volverá a reactivarse.

En ocasiones no se consigue este resultado de control total y, en este caso, la enfermedad avanza aunque de forma más lenta que sin tratamiento. Estos casos son:
▪ Formas muy agresivas como las que aparecen en niños o adultos muy jóvenes.
▪ Fumadores de más de un paquete al día.
▪ Pacientes con enfermedades generales como diabetes graves o que toman ciertos medicamentos.

El estudio microbiológico nos permitirá dar el antibiótico más específico para su caso, con el fin de combatir este tipo de bacterias. A las 8 semanas del tratamiento mecánico y farmacológico deberá ser repetido este examen microbiológico para determinar su eficacia y nivel bacteriano en boca.

¿Cómo se realizara el Mantenimiento Periodontal?

Como hemos mencionado anteriormente no sólo es importante el tratamiento, sino también el poder mantener los resultados obtenidos el máximo tiempo posible. Para ello, el periodoncista establecerá el protocolo de visitas para reevaluaciones que requiera su caso así como los mantenimientos periodontales que reforzaran su higiene en aquellos sitios donde sea difícil llegar mediante las higienes habituales.

Generalmente realizamos estos mantenimientos cada 3-6 meses