Tel. 91 357 27 40
C/ Ana Teresa 30, edificio E / 28023 Aravaca, Madrid


Endodoncia

< Volver a tratamientos Endodoncia
La endodoncia es el área de la odontología encargada del tratamiento de las enfermedades de la pulpa dental (comúnmente denominada nervio).

La pulpa dental o nervio está localizado en el interior del diente y rodeado por otra capa de tejido llamada dentina, que es la responsable de la nutrición del diente así como de la sensibilidad dentaria gracias a los vasos sanguíneos y estructuras nerviosas que lo componen.

Las lesiones de la pulpa dental pueden producirse por varios factores como traumatismos, fracturas o caries profundas.

Los síntomas más indicativos de un problema endodóntico son: dolor espontáneo, hipersensibilidad con los cambios de temperatura cuya molestia se mantiene en el tiempo, dolor a la masticación, abscesos, inflamaciones de encía o mejillas y fístulas (granito a nivel de la encía).

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Por qué se daña el nervio?

Tanto los traumatismos, fracturas y caries de gran tamaño producen una comunicación de la flora bacteriana, presente de forma habitual en la saliva, dentro del canal interno del diente donde se encuentra el nervio y los vasos sanguíneos, produciéndose la contaminación del mismo con posterior inflamación y/o necrosis pulpar (muerte del nervio).

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento consiste en eliminar el nervio infectado o necrótico mediante unos instrumentos denominados limas de endodoncia. A continuación se procederá a la desinfección del conducto dental mediante irrigación, a conformar tridimensionalmente a dicho conducto y al sellado del canal del interior de diente mediante la condensación de un material denominado gutapercha en combinación con cementos biocompatibles endodónticos.

¿Qué pasa una vez que finaliza la endodoncia?

Una vez que la endodoncia ha finalizado se procederá a la reconstrucción del diente mediante composites con o sin dispositivos de retención (perno) y coronas según la cantidad de diente remanente. Es necesaria la reconstrucción definitiva del diente tras el sellado endodóntico para prevenir una nueva filtración bacteriana y una recidiva del problema infecto-inflamatorio.

Además de eliminar la enfermedad del nervio dental, el tratamiento endodóntico permitirá, combinado con la reconstrucción de dentaria, recuperar la función masticatoria del diente.

¿Cuánto tiempo tardaré en tener realizada la endodoncia?

Este proceso terapéutico se lleva a cabo mediante anestesia local, por ello es un tratamiento indoloro. En muchas ocasiones se requieren una o dos citas para finalizarlo y posteriormente es imprescindible seguir un control radiológico del mismo para valorar la evolución del diente a largo plazo.

¿Qué ocurre si tengo una endodoncia que ha fracasado?

En primer lugar habrá que determinar el motivo del fracaso de la endodoncia ya que es posible porque sea por defectos en su realización o bien porque existan conductos accesorios que no han podido limpiarse y sellarse.

En estos casos es posible realizar un tratamiento de reendodoncia con el fin de mejorar la calidad de la endodoncia o bien tratar ese microconducto rebelde.

Se procederá a retirar el relleno endodóntico previo, volver a dar morfología adecuada al conducto, desinfectar para eliminar bacterias presentes y volver a sellar mediante gutapercha. Si el problema persiste o existe por un factor anatómico de la raíz, se procederá a la limpieza quirúrgica de la raíz y al sellado directo de la misma mediante un tratamiento llamado apicectomía.

¿Un diente endodonciado dura menos que uno con nervio?

No, el soporte del diente mediante los ligamentos en el hueso y encía (periodonto) es similar en un diente antes y después de hacer una endodoncia, no varía nada. Lo único que la estructura dentaria está menos hidratada y podría romperse con mayor facilidad, es por eso que cuando un diente endodonciado tiene poca o débil estructura dentaria, hay que protegerlo con una corona cerámica que lo recubre por completo.

¿Se puede hacer caries en un diente endodonciado?

Sí. La caries es una infección localizada con destrucción de tejido dentario que está relacionada con la presencia de placa bacteriana y azúcar o restos de comida. Un diente endodonciado no tiene nervio, pero sí está formado al igual que un diente normal por los tejidos de esmalte y dentina. Así pues, podría hacerse una caries si no cuidamos la higiene diaria.

Se me ha oscurecido un diente pero no me duele, ¿tengo que hacerme una endodoncia?

Normalmente un diente que cambia de color puede ser sintomático de una necrosis pulpar, en la que el nervio y los vasos sanguíneos bien por caries, por un traumatismo o por otra agresión externa sufrida en el pasado, dejan de tener la irrigación suficiente produciéndose la muerte de la fibra nerviosa con o sin presencia bacteriana.

En ese caso no existe sintomatología de dolor, pero los restos pulpares o sanguíneos en el conducto se trasparentan dando la sensación de diente oscuro desde el exterior. El diagnóstico se corrobora con un test de vitalidad pulpar, y el tratamiento consiste en la endodoncia del diente afecto y el posterior blanqueamiento interno de ese diente antes de su reconstrucción definitiva.